domingo, 16 de octubre de 2011

Exigir la verdad es honrar su memoria

CASI 12 DE OCT 2011 009Laura Pollán ha muerto físicamente y esa muerte no puede quedar impune.

Sabemos, desde el fondo de nuestros corazones, que poco o nada se hizo para preservar su vida.

En el hospital donde fue internada no hubo el apresuramiento que se hace con los extranjeros para diagnosticar sus males.
Como consecuencia, Laura Pollán nunca se recuperó de los dos virus que la aquejaban, sencillamente porque no hubo -durante 8 días de internamiento- ningún tipo de tratamiento para combatirlos.

Pueden haberle puesto suero y oxígeno y haberle hecho una traqueotomía, pero no hubo medicinas apropiadas para tratar los contagios del Virus Respiratorio Sincitial (VRS) y luego del dengue, diagnosticados ambos demasiado tarde.

Desgraciadamente, su sistema inmunológico ya estaba malogrado con el estrés y desgaste en su constante lucha contra las fuerzas represivas del Régimen… y su corazón no dio más y se detuvo.

En este momento, es honrar su memoria pedir justicia con el esclarecimiento de su muerte.

Desde un principio hubo dudas en la forma en que la opositora contrajo las enfermedades que la llevaron a la muerte.

Las circunstancias de sus males, el poco empeño en apresurarse en el dianóstico de los virus y no darle las medicinas apropiadas crearon graves dudas, que fueron expuestas en varios de mis apuntes.

Se instó a los gobiernos libres, a la opinión pública en general y a las autoridades fuera de la Isla a que indagaran sobre la crisis de salud de Laura Pollán y se averiguara sobre varios precedentes de Damas de Blanco inoculadas durante actos represivos.

Las respuestas aún la estamos esperando.

Hoy es imperativo que el mundo libre pida explicaciones sobre estos hechos al gobierno de Cuba.

Es la única manera de honrar la memoria de Laura Pollán, junto con exigir que la lucha por lograr el espacio de Libertad, por el que dio su vida, se abra para todos los cubanos.

Solo así sabemos que Laura Pollán descansará en paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario